Blogia

Aguadamitierra

Amor y más amor, que nunca dice basta

Amor y más amor, que nunca dice basta

El amor es el más noble de los sentimientos, tiene la capacidad de aceptar, comprender  y perdonar. Se aloja de manera súbita en el corazón y traspasa sigiloso las fronteras de los años con entera libertad. Cual niño travieso sorprende y disfruta cuando logra sembrarse bien hondo en lo profundo del alma.

Las vivencias son muchas, pero llega a mi recuerdo Daniel, un pequeño de 5 años, quien sintió en lo más profundo de su ser el toque mágico del amor cuando pintó muchos corazones para regalarlos a Suset, su amiga preferida. Entonces recordé a Martí quien ciertamente dijo: “Pero nunca es un niño más bello que cuando trae en sus manecitas de hombre fuerte una flor para su amiga”. ¡Con cuanta pureza se manifiesta en ellos este sentimiento!. ¡Que inocente es el amor que experimentan!. Y es que desde que un ser humano divisa por vez primera la luz del mundo, comienza a conocer al amor, cuando su Madre le acuna en su regazo con tiernas palabras.

Cuan dulce es también es también el amor de los abuelos!, ellos destilan la miel de su cariño para esas personitas que mágicamente irrumpen en la calma del hogar y a quienes se entregan con infinita paciencia.

También hay verdadero amor en el cuidado que ponen los hijos al atender a sus padres ya ancianos; ahí se salda la deuda pendiente de cuando todo era al revés.

Siempre hace bien amar, no lo olvide. Aproveche cada día, cada minuto de su vida para decir cuánto quiere a las personas que le rodean, mire que si lo deja para luego puede ser demasiado tarde.

Ame intensamente y no se detenga a pensar si es o no recíproca la entrega, porque al final usted habrá tenido el inmenso privilegio de dar amor, mucho amor y nunca haber dicho basta.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

De nuevo Madre

De nuevo Madre

La experiencia de convertirnos en abuelas es verdaderamente intensa, con la llegada de los nietos volvemos, cuando creíamos haber concluido, a  desvelarnos, cambiar pañales, embelesarnos ante una cuna y preocuparnos doblemente por esa personita nueva que ha llegado a nuestro hogar.

 

Los nietos y nietas llenan con creces todos los sinsabores que, con el paso de los años, nos trae la vida. Ellas y ellos llenan de nuevo la casa con risas y llantos, y cuando van creciendo los juegos y el alborozo infantil nos acompañan.

 

Tengo la dicha de tener un nieto de 4 años, a quien he seguido desde que estaba, con 8 semanas, en el vientre de su Mamá. ¡Cuántos momentos inolvidables he vivido junto a él, y de que manera  me sorprende cada vez que hace algo nuevo que responde a su normal desarrollo!.

 

¿Se quieren más a los nietos?, no se, pero es un amor tan grande y nos preocupamos tanto por ellos que ahora me percato que cuando somos abuelas los protegemos mucho más que a los hijos porque presentimos el peligro y porque la experiencia de la vida nos hace sentirnos alerta en todo momento.

 

Ahora mi hija espera otro nuevo bebé, y me siento como si volviera a comenzar un ciclo en el que los sentimientos de amor, preocupación y alegría se entremezclan continuamente. Cuento los días que faltan para su llegada, y espero ansiosa ese momento en que las abuelas sentimos nuevamente los dolores del parto, sí, porque realmente se vuelve a experimentar esa vivencia como si la estuviéramos enfrentando, y ¡que alegría tan inmensa se siente cuando escuchamos el primer llanto con el que da la  bienvenida a la vida el pequeño ser!

 

Con los nietos, esos pequeños personajes que irrumpen en nuestro hogar, volvemos a ser de nuevo Madres, por eso vivamos con intensidad esos momentos con nuestros nietas y nietos, porque serán irrepetibles e inolvidables, ayudémosle a andar por la vida, contribuyamos en su educación, pero nunca olvidemos que son los padres los máximos responsables de sus hijos y nunca suplantemos ese importante papel.

 

Dediquémonos a entregar amor, mucho amor, y toda la paciencia y ternura con que los años nos han dotado,  y les aseguro que la experiencia de ser abuelas será algo maravilloso.

 

Osvaldo Santos, un Quijote de estos tiempos

Osvaldo Santos, un Quijote de estos tiempos

Osvaldo Santos Padrón (Aguada de Pasajeros, 1963) es un destacado poeta y narrador de mi pueblo. Se desempeña como  Asesor Literario en la Casa de la Cultura “Sabina Suárez del Villar “del municipio.

En su quehacer literario cuenta ya con 4 poemarios de su autoría publicados: “Yohana se orina “, “Las posiciones del corazón “, “Un patio gigante “, y “Caminantes”, dedicados a los niños los dos últimos.

Osvaldo es miembro de los Talleres Literarios Provinciales “Abracadabra” y “Eduardo Benet “. Ha participado en numerosos eventos a diversos niveles, entre los que se incluyen las Ferias Internacionales del Libro en La Habana, el Festival Nacional de Poesía, en la Isla de La Juventud, y un Festival del Libro en la Montaña del Escambray cienfueguero.

En el año 1991 obtuvo, en poesía,  el Premio de la Ciudad de Cienfuegos, el cual fue compartido con la afamada escritora perla sureña Lourdes Díaz Canto. También su labor ha sido reconocida con premios y menciones recibidos en concursos provinciales, dentro de los que se destacan “Mercedes Matamoros “, “Batalla de Mal tiempo “ y “Zenón Rodríguez “, entre otros.

Además de escritor Osvaldo ha incursionado en la crítica cinematográfica y su proyecto de cine y literatura “Preparación para la vida” fue catalogado de Relevante a nivel nacional.

Santos, como le conocemos los aguadenses, ha sido Presidente, en el municipio, de la Asociación “Hermanos Saíz”, organización que agrupa a los jóvenes con talento en las diversas manifestaciones artísticas, también ha dirigido La Sociedad Cubana Amigos del Libro y la Asociación Canaria “Leonor Pérez Cabrera”, en el territorio.

Su labor como escritor se inició en el Taller Literario “Rubén Martínez Villena” de la Casa de Cultura aguadense, al cual sigue perteneciendo. Recibió, en el año 2009, el Escudo del Municipio, distinción que otorga la Asamblea Municipal del Poder Popular.

Osvaldo es un continuo defensor del hábito por la lectura y siempre lo vemos acompañado de un libro bajo el brazo, con su andar erguido y su palabra elocuente y sincera para instruir y elevar la creación literaria aguadense a planos superiores, cual Quijote de estos tiempos, en diaria lucha por hacer llegar al corazón de los aguadenses el amor por la literatura.

Ariel Barreiros, un trovador ¿Medio Lento?.

Ariel Barreiros, un trovador ¿Medio Lento?.

Este Aguadense de pura cepa, porque no abandona su terruño, es un sencillo hombre y un gran trovador que ha sabido ganarse el reconocimiento dentro y fuera de nuestro país con su talento innato que le brota por su piel y por sus canciones. A Ariel lo veo caminar comúnmente por las calles de Aguada de Pasajeros y me admira su sinceridad y modestia, porque es un creador de alto vuelo poético y sin embargo, como decimos los cubanos: LA FAMA no se le ha subido para la cabeza. Creo que esta una de sus mayores virtudes y por eso muchas personas lo admiran.

 

Este hombre tiene en su corta vida, ya que es bien joven, una serie de reconocimientos y premios que avalan su calidad artística. Comienza a hacer sus canciones en el año 1989. Ha ofrecido conciertos en todas las provincias del país y compartido escenario con los más importantes trovadores de su generación y de otras  anteriores.

 

En el 2005 es profesionalizado y comienza a trabajar como trovador en el Centro Provincial de la Música” Rafael Lay, de Cienfuegos. Pero antes de esto , a finales de 2001 fue invitado a ofrecer varios conciertos en el “Festival de Teatro Callejero” que se celebra cada año en el municipio de Facatativa, Colombia, y en abril de 2002 participa en la “Gira Nacional de Trovadores” que promocionó el disco trov@nonima.cu.

 

En agosto de 2003  realiza un concierto en la sala Caturla del teatro “Amadeo Roldan”, como parte del proyecto “Verdadero Complot”, destinado a promover la mas joven trova cubana.

En marzo de 2008  Ariel viajó a Argentina como parte del convenio de colaboración musical “Una voz para Vos”, promovido de una parte por el Instituto Cubano de la Música  y el “Centro Pablo de La Torriente Brau”, y de la otra por la “Fundación del Teatro del Libertador” de la provincia Argentina de Córdoba, proyecto que tiene como objetivo estrechar lazos culturales y sociales entre los jóvenes cantautores cubanos y argentinos.

En el 2008 realiza su primer disco en solitario bajo el sello EGREM, titulado “Medio Lento” y que fue nominado al premio “Cubadisco” en la categoría de cancionística.

 

Pertenece a la antología  “Te Doy Una Canción” editada por el “Centro Pablo de la Torriente Brau” a raíz del concierto homenaje por los 60 años  de  Silvio Rodríguez, disco que tiene la particularidad de contar con la participación del maestro.

 

Obtuvo la mención especial en el Concurso “Una canción Para Frida y Diego”, convocado en el 2008 por el “Centro Pablo de la Torriente Brau”,  en el que, entre los miembros de su jurado, tuvo el honor de contar con la presencia de Silvio Rodríguez.

 

En 2009 resulta uno de los ganadores del concurso “Una canción para Miguel”, convocado por el centro “Pablo de La Torriente Brau” y la fundación cultural “Orihuela” de España.

 

A finales de 2009 realiza un concierto en la sede de la revista digital “La Jiribilla”, donde tiene el honor de invitar a su escenario a ese inmenso  trovador Argentino que se llama León Greco.

 

En mayo de 2010 viaja a Sevilla, (España), invitado a las celebraciones por el  centenario del nacimiento del poeta Miguel Hernández, y a presentar el disco  “Una canción para Miguel”, en esta oportunidad se presenta en ciudades como Sevilla, Granada, Cádiz, Barcelona y Madrid, entre otras.

 

Ariel participa en el encuentro nacional de trovadores “Longina” que se celebra anualmente en Santa Clara desde el año 1998. Organiza y participa anualmente en el festival “Al sur de mi mochila “que se celebra en Cienfuegos desde el 2001. Fue seleccionado Proyecto Nacional de la Asociación Hermanos Saíz en la octava edición del festival “Los Días de la música” celebrado en Ciudad de la Habana en Septiembre del 2000.

 

Entrevistas y artículos de opinión sobre su obra han aparecido en diferentes publicaciones cubanas y extranjeras entre las que se encuentran;  El Caimán Barbudo, Granma, Juventud Rebelde; la Revista cienfueguera “Ariel”, y el Boletín “Memoria” del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, entre otras.

 

Sus creaciones surgen en su pueblo y hablan de el,  de su cotidianidad, de sus virtudes y también de sus defectos, por ello pienso en “Parque”, “Montuno”, “Quinto Regimiento” (dedicada a su abuelo), “Medio lento”, “Niña” y muchas otras que nacen de el amor que siente por su lugar de origen y que estarán aquí por siempre en nuestros corazones.

 

Ariel Barreiros Rouco merece todo lo que se ha ganado porque ello ha sido moldeado con la savia que emana de su guitarra y de su alma, y también con su esfuerzo propio y su tenacidad infinita.Y como podrán darse cuenta no tiene nada de lento, pues su creación artística va en veloz y empinada carrera para suerte suya y nuestra que tenemos el privilegio de disfrutar  de sus canciones.

 

Siempre habrá poesía

Siempre habrá poesía

Desde pequeños nuestros padres o abuelos nos enseñaron  siempre algún verso que luego nos pedían  recitáramos  ante las visitas que frecuentaban el hogar. Lo mismo que hemos hecho nosotros con nuestros descendientes. Pensando en esta costumbre me asalta la interrogante: ¿cuándo surge la poesía?, investigo y conozco que es difícil establecer una fecha precisa para determinar el nacimiento de esta. Hay quienes dicen que sus orígenes se confunden con los del propio lenguaje.

 

La narración escrita más antigua de la historia de la que aún se conservan registros es el Poema de Gilgamesh, un texto de origen sumerio que fue escrito sobre tablillas de arcilla.

 

Sin embargo,  estudiosos del tema consideran que todos los poemas nacen del amor, incluso aquellos que transmiten el mal. De esta forma, la poesía habría nacido junto a este sentimiento, cuyo origen se remonta, seguramente, al primer ser humano que haya existido en la Tierra.

 

Entonces me pregunto: ¿qué es la poesía?.En tiempos oscuros, un rayo de luz se alza, la poesía es el canto que todo corazón necesita escuchar, la palabra de la propia alma, es la luz ante la oscuridad.

 

La poesía es el vocablo virgen de todo prejuicio; el verbo creado y creador, la palabra recién nacida. Ella se desarrolla en el alba primera del mundo.   Su vocabulario es infinito porque ella no cree en la certeza de todas sus posibles combinaciones. Y su rol es convertir las probabilidades en certeza. Su valor está marcado por la distancia que va de lo que vemos a lo que imaginamos. Para ella no hay pasado ni futuro.

 

Pienso entonces en esa persona que es capaz de crear este maravilloso género literario: el poeta, quien  hace cambiar de vida a las cosas de la Naturaleza, y saca con su red todo aquello que se mueve en el caos de lo innombrado, tiende hilos eléctricos entre las palabras y alumbra de repente rincones desconocidos, y todo ese mundo estalla en fantasmas inesperados.

 

El poeta nos tiende la mano para conduciros más allá del último horizonte, más arriba de la punta de la pirámide, en ese campo que se extiende más allá de lo verdadero y lo falso, más allá de la vida y de la muerte, más allá del espacio y del tiempo, más allá de la razón y la fantasía, más allá del espíritu y la materia.

 

 

   La Poesía es el lenguaje de la Creación. Desde que una madre trae al mundo un nuevo ser, y lo acuna con tiernas palabras para darle su savia y alimentarlo, hay poesía. Las células del poeta están amasadas en el primer dolor y guardan el ritmo del primer espasmo. En la garganta del poeta el universo busca su voz, una voz inmortal.

 

   Allí ha plantado el árbol de sus ojos y desde allí contempla el mundo, desde allí nos habla y nos descubre los secretos del mundo.   Hay en su garganta un incendio inextinguible.   Hay además ese balanceo de mar entre dos estrellas.

 

   Para expresar ese inmenso sentimiento que vive presente en todas las épocas y generaciones: el amor,  ella está ahí, por siempre, sacando a flor de piel nuestras más profundas vivencias, pesares y, por qué no, alegrías de sentirnos vivos y enamorados, porque siempre habrá poesía.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Una persona indispensable

Una persona indispensable

Siempre escuchamos decir que: Madre hay una sola, y no es menos cierto. Esta necesaria persona es quien nos acuna en su vientre desde que nos engendran y nos cuida y protege con infinito amor por el resto de su vida. Pero también Padre hay uno solo, pues es  uno el que interviene en nuestra concepción.

 

No siempre la figura paterna está presente a lo largo de la vida de sus hijos e hijas. Hay padres que abandona el hogar y se olvidan de sus descendientes. Pero no creo que ésta sea la mayoría, pues conozco muchos ejemplos de ellos que se desvelan al igual que las madres desde que sus hijos vienen al mundo.

 

En mi caso particular tengo un gratísimo recuerdo de mi Papá, él me prodigó todo el afecto, cuidado y educación a lo largo de mi vida. Nunca olvido el día de mi graduación universitaria, la misma se realizó en La Habana por lo que allí solamente nos encontrábamos los estudiantes y profesores de los diversos Institutos de todo el país; sin embargo, aún no me puedo explicar cómo, él llegó hasta dónde yo estaba y participó, lleno de orgullo y emoción de aquel acto. ¡Que demostración de amor la de aquel gesto!.Así tuve muchas sorpresas y siempre, en las alegrías y en las penas, allí se encontraba, a mi lado.  Hoy aunque no está físicamente, sigue vivo su recuerdo en mi mente y mi corazón para toda mi vida.

 

El padre es una figura indispensable para la formación de los hijos, ellos ofrecen seguridad, apoyo, firmeza y también amor. No es por gusto que para que se forme un ser humano hacen falta una madre y un padre.

 

En este Día de los Padres aproveche y hágale saber a su progenitor cuánto lo quiere y lo valora, no es el tamaño o el precio del regalo el que medirá esto, sino el cariño que le demuestre, mire que llegará el día en que ya no pueda hacerlo y lamentará el haber perdido esas maravillosas oportunidades de brindarle su amor.

 


 

 

Marcelina la enfermera, una mujer que vence al tiempo

Marcelina la enfermera, una mujer que vence al tiempo

Ni ella se llama Francisca, ni yo soy la muerte, pero para encontrarla tuve que desandar varios caminos, pues siempre estaba ocupada en atender alguna necesidad, por lo que vino a mi mente el conocido cuento de Onelio Jorge Cardoso “Francisca y la muerte”.

 

 Marcelina Álvarez Oropesa, es una enfermera que con 78 años de edad ya tiene en su expediente laboral 48 lustros ejerciendo su profesión, y lo más llamativo es que no se ha jubilado y me confiesa que va a continuar en su labor “mientras esté respirando y caminando”.Por ello trabaja en el Hogar de Abuelos, en el Policlínico Municipal y además atiende, con todo el amor y la dedicación, a varios pacientes encamados, y me dice que sufre mucho cuando uno de ellos fallece.

 

A esta laboriosa "Seño" todo el mundo la conoce en Aguada de Pasajeros, y en sus alrededores. No se conforma con el trabajo que realiza en la cabecera local y también va a los asentamientos rurales del municipio cuando algún familiar de un enfermo le solicita sus excelentes servicios. Nunca dice que no, siempre está dispuesta a atenuar o curar el dolor y lo hace con muchísima entrega.

 

En los recuerdos de mi infancia, la cual fue bien complicada por padecer de una persistente amigdalitis, aparece Marcelina como la enfermera que me canalizaba la vena para administrarme los medicamentos y  lo hacía de una forma tan dulce que disminuía mis temores ante el pinchazo necesario.

 

Ella es  una mujer muy elegante que cuida mucho su apariencia física y una cualidad que le acompaña es que usa su uniforme impecablemente, siempre adornado de un pañuelito que, cual flor que se abre, sobresale del bolsillo superior.

 

Es esta mujer un ejemplo a seguir por las nuevas generaciones de enfermeras y enfermeros que aprenden con ella un oficio importantísimo y necesario que eleva a planos superiores la cualidad humana de auxiliar y, con amor, aliviar.

 

Marcelina la enfermera es un personaje de mi pueblo que merece todo el reconocimiento y respeto por su cotidiana e importante labor. Agradecidos los aguadenses le estaremos por siempre a esta mujer que, a pesar de sus años, continúa brindando sus eficientes servicios.

Aguada mi tierra

Aguada mi tierra

 

AGUADA MI TIERRA

Autor: José Ramón Muñíz.
(Canción)

Aguada mi tierra
que llevo en mi sangre
como un gran querer.
Hoy busco en tus llanos
recuerdos lejanos
para volver a ver.
Tu cañadon de aromas
tu cielo de palomas
en el atardecer.
La ciénaga estira
a lluvia dormida
por el macial
los valles tranquilos
de mi niñez feliz
que asoman como altares
los verdes arrozales
los campos de maíz.
Aguada mi tierra
que vibra en mi ser,
con rumor de palmeras
y luz de tus campanas
en el amanecer.

 

 

Surgimiento y desarrollo de Aguada de Pasajeros

Surgimiento y desarrollo de Aguada de Pasajeros

 

Aguada mi tierra.

 

 

Aguada de Pasajeros,  nombre  conformado por  tres voces de origen hispano. Tal denominación se debe a que en 1700, cuando la comarca la identificaban como Nuestra Señora de Belén, existía un pozo de agua cristalina en el cual saciaban la sed los viajeros que pasaban por el lugar.

 

Don Gervasio Tió, uno de sus primeros habitantes, al observar la afluencia de caminantes que acudían al lugar para descansar, concibió la idea de establecer una fonda o posada, con lo que apareció la primera casa del futuro poblado. Este se constituyó en municipio en 1921.

 

Aguada se formó por poblamiento espontáneo en tierras del antiguo Mayorazgo de Yaguaramas de  la familia de Antón Recio y Morales. Yaguaramas fue una hacienda comunera que desde principios del siglo XIX se estaba desintegrando, proceso que estaba ocurriendo en toda la isla.

Encontrar los orígenes del surgimiento de Aguada ha sido siempre muy difícil por no existir fuentes escritas fehacientes al respecto, por lo que han surgido muchas leyendas, cuentos e hipótesis al respecto.

Sobre el surgimiento de Aguada de Pasajeros dijo,  quien fuera,  el historiador cienfueguero Florentino Morales.

“Allá por 1700, cuando la comarca se llamaba Nuestra Señora de Belén, se sabe que existía un pozo de agua cristalina de caudal inagotable”.

“Figuró como hacienda en un plano (1776) anexo al hato Janábana o Hanábana, de 5 leguas (Agrimensor. José Rodríguez Flores).

(Archivo Nacional de Cuba: Fondo realengo, Legajo 18, Folio 13, 42x30 cm) de radio”

“En el plano impreso de Juan Augusto Dauberg, aparece un punto llamado Aguada junto a un ramal del camino de la Habana a Jabacoa, que se desvía hacia el sur hasta Aguada y después vuelve a su tronco, un poco antes del centro del hato (maleza)”.

“Hacienda Aguada de Pasajeros. Esa hacienda se llamó con otro nombre Nuestra Señora de Belén”.

(Revista de los Registros de la Propiedad, pág. 725, noviembre 1887).

Deslindado del Juzgado del Cerro.

Habana diciembre 9, 1884.

 

Podemos resumir de esta pre-historia de Aguada de Pasajeros diciendo que sus orígenes fueron su pertenencia al Mayorazgo de Yaguaramas el cual ya existía desde el siglo XVI y como probable  primer poblamiento  en Palmarejo en el siglo XVIII, pero que realmente no sería hasta la mitad del siglo XIX en que se comenzaría a mencionar.

 

Hoy Aguada de Pasajeros posee, en la extensión de 680,1 km2, una cifra  de 30 982 pobladores, con una densidad de 45,6 habitantes por kilómetro cuadrado. En la parte urbana residen 26 056 personas, mientras que en la zona rural lo hacen 4 926. La población masculina es superior a la femenina: 19 980 son varones y 15 002 hembras. 

 

Aguada de Pasajeros es el Municipio más occidental de la provincia de Cienfuegos, y se caracteriza por ser agrícola, cultivándose el arroz y la caña de azúcar en gran medida. Por esta tradición del cultivo arrocero se le conoce como “La tierra del oro blanco”.

 

Entre sus tradiciones culturales encontramos La Jornada de la Cultura, el Día del Aguadense ausente, los Festejos Populares con el desfile de comparsas y carrozas, así como cuenta en su haber con un nutrido grupo de escritores y artistas aficionados a las Artes Plásticas. Aguada de Pasajeros tiene el honor de ser la cuna del destacado trovador Ariel Barreiros, del pianista Wilfredo Sotolongo y del bailarín y coreógrafo Yoel Zamora.

 

 “Aguada mi tierra”, es el tema que se identifica como su himno,  y fue compuesto por el cienfueguero José Ramón Muñiz.

 

Es un municipio de personas sencillas y hospitalarias y hay un decir popular que versa que el visitante que toma agua de nuestro poblado se queda a vivir en el mismo. Pruebe usted y seguro que no se arrepentirá.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres