Blogia
Aguadamitierra

Siempre habrá poesía

Siempre habrá poesía

Desde pequeños nuestros padres o abuelos nos enseñaron  siempre algún verso que luego nos pedían  recitáramos  ante las visitas que frecuentaban el hogar. Lo mismo que hemos hecho nosotros con nuestros descendientes. Pensando en esta costumbre me asalta la interrogante: ¿cuándo surge la poesía?, investigo y conozco que es difícil establecer una fecha precisa para determinar el nacimiento de esta. Hay quienes dicen que sus orígenes se confunden con los del propio lenguaje.

 

La narración escrita más antigua de la historia de la que aún se conservan registros es el Poema de Gilgamesh, un texto de origen sumerio que fue escrito sobre tablillas de arcilla.

 

Sin embargo,  estudiosos del tema consideran que todos los poemas nacen del amor, incluso aquellos que transmiten el mal. De esta forma, la poesía habría nacido junto a este sentimiento, cuyo origen se remonta, seguramente, al primer ser humano que haya existido en la Tierra.

 

Entonces me pregunto: ¿qué es la poesía?.En tiempos oscuros, un rayo de luz se alza, la poesía es el canto que todo corazón necesita escuchar, la palabra de la propia alma, es la luz ante la oscuridad.

 

La poesía es el vocablo virgen de todo prejuicio; el verbo creado y creador, la palabra recién nacida. Ella se desarrolla en el alba primera del mundo.   Su vocabulario es infinito porque ella no cree en la certeza de todas sus posibles combinaciones. Y su rol es convertir las probabilidades en certeza. Su valor está marcado por la distancia que va de lo que vemos a lo que imaginamos. Para ella no hay pasado ni futuro.

 

Pienso entonces en esa persona que es capaz de crear este maravilloso género literario: el poeta, quien  hace cambiar de vida a las cosas de la Naturaleza, y saca con su red todo aquello que se mueve en el caos de lo innombrado, tiende hilos eléctricos entre las palabras y alumbra de repente rincones desconocidos, y todo ese mundo estalla en fantasmas inesperados.

 

El poeta nos tiende la mano para conduciros más allá del último horizonte, más arriba de la punta de la pirámide, en ese campo que se extiende más allá de lo verdadero y lo falso, más allá de la vida y de la muerte, más allá del espacio y del tiempo, más allá de la razón y la fantasía, más allá del espíritu y la materia.

 

 

   La Poesía es el lenguaje de la Creación. Desde que una madre trae al mundo un nuevo ser, y lo acuna con tiernas palabras para darle su savia y alimentarlo, hay poesía. Las células del poeta están amasadas en el primer dolor y guardan el ritmo del primer espasmo. En la garganta del poeta el universo busca su voz, una voz inmortal.

 

   Allí ha plantado el árbol de sus ojos y desde allí contempla el mundo, desde allí nos habla y nos descubre los secretos del mundo.   Hay en su garganta un incendio inextinguible.   Hay además ese balanceo de mar entre dos estrellas.

 

   Para expresar ese inmenso sentimiento que vive presente en todas las épocas y generaciones: el amor,  ella está ahí, por siempre, sacando a flor de piel nuestras más profundas vivencias, pesares y, por qué no, alegrías de sentirnos vivos y enamorados, porque siempre habrá poesía.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres